miércoles, 10 de octubre de 2012

La primera corona.



La Primera corona de Alexander Coperwhite  todavía no ha salido a la luz en papel. Por suerte he podido leer un ejemplar en pdf. De momento os dejo la reseña para que vayais haciendo boca.

Año 66 D.C. El hombre de confianza de Judas de Galilea realiza un largo viaje en busca de la casa de un  humilde carpintero en busca de un codiciado objeto de poder. El que lo posea será rey de Judea.
El joven es atendido dentro de las posibilidades hospitalarias que el carpintero le puede ofrecer. Entablando una larga conversación a raíz del motivo de su visita el joven irá descubriendo verdades sobre la vida de Jesús  que habían sido ocultas con la finalidad de un resultado final. “El fin justifica los medios”. Aunque para ese grandioso final había que hacer muchos sacrificios y esfuerzos, tanto por parte del Maestro como de sus discípulos. El joven queda conmocionado al saber la verdad.
El autor despierta la curiosidad del lector, auque se pueden intuir ciertos detalles nada más empezar la novela. Rápidamente el lector presentará varias opciones finales basadas en teorías y evangelios apócrifos siempre y cuando se tenga conocimiento de ellos. La lectura se convierte en fibras que han de ser hiladas por una rueca que comienza a girar a un ritmo vertiginoso para llegar a ver al final que es lo que nos queda.
Una novela escrita en un lenguaje sencillo sin usar un vocabulario rebuscado,  la belleza y la emotividad de  las descripciones ambientales junto con un ritmo ágil en el transcurso de las acciones hacen que la lectura sea entretenida y adictiva en esta novela corta. Ideal para leerla en una tranquila tarde de fin de semana.
Para un lector ecléctico como yo, que me he viajado a Tierra Santa de la mano de “El increíble viaje de Pomponio Flato”, habiendo leído con anterioridad  los seis primeros libros de la saga Caballo de Troya de JJ Benítez y habiéndome convertido en un apasionadode la figura de Jesús de Nazaret, la lectura de “La primera Corona” me ha resultado emotiva e interesante. Ha sido como encontrar a un viejo amigo del cual hacía mucho que no tenía noticias, aunque en esta ocasión la historia va por otros derroteros.
Una novela que puede ser bien acogida por la gente menos creyente, así como los cristianos más devotos, aunque  en el caso  que hubiese sido un manuscrito original encontrado en la época de Jesús, derrumbaría  los cimientos de  las creencias de los cristianos más fervorosos, dejándoles un vacío existencial con todas sus consecuencias.
En resumen una novela que entretiene y puede servir para despertar la curiosidad por esos “otros” textos sobre la vida del Maestro. Aunque no debemos olvidar el mensaje filosófico del autor, en el que nos dice, que todos podemos ser hacedores de milagros, interactuando con buenas acciones con los que nos rodean y haciendo esta sociedad un poco mejor cada día.

1 comentario:

Carmeta Rusquilleta dijo...

Una ressenya apassionant!! Convida a les lectures que esmentes...

Mal auguri.

Ve la tempesta. Obscures nuvolades tapen el meu sol.