miércoles, 9 de diciembre de 2015

Compañeros de trabajo.

El 20 de octubre de 1998 entré a trabajar en la empresa Giner y Colomer de Vallada. Eran años de expansión para la industria del mueble de madera. Las empresas del sector tenían unos altos índices de producción y ventas. Actualmente el sector como tantos otros se encuentra en crisis, bajan las ventas y los empresarios se ven obligados a reducir plantilla o a cerrar el negocio.
Durante estos años por Giner y Colomer han pasado varios compañeros de trabajo. Algunos ya trabajaban allí cuando me contrataron, otros entraron más tarde, aunque algunos fueron víctimas de la crisis. En una perfecta simbiosis, nosotros los trabajadores hemos vivido gracias al trabajo que nos ha ofrecido la fábrica. Por otra parte, la empresa, ha obtenido unos beneficios gracias a nuestra labor.
Una parte de nuestras vidas ha transcurrido en esos edificios. Cuantas vivencias y emociones quedan atrapadas entre esos muros. Hemos celebrado cumpleaños, cenas y comidas, hemos reído y llorado, hemos compartido ilusiones y temores. Algunos acontecimientos también han sido motivo de celebración: bodas, nacimientos de nuestros hijos, comuniones y como no, también nos hemos juntado en algún funeral.
      Ahora, otra compañera de trabajo y yo, somos los que debido a la crisis hemos tenido que decir adiós a los que allí se quedan. Han sido días extraños, llenos de tensiones y desconcierto. No es agradable tanto como para el empresario, como para el trabajador pasar por ese trance. Para nosotros ha sido una satisfacción poder trabajar en Giner y Colomer, donde hemos tenido un trato digno y satisfactorio. Siempre hemos tenido los derechos que ha marcado la ley. Después de aceptar las circunstancias, al final, siempre nos quedará el recuerdo de los buenos momentos que allí hemos vivido.
   Desde estas líneas he querido rendir un pequeño homenaje a la empresa y a mis compañeros y compañeras.

Para ver las fotos en un tamaño más grande hay que pinchar sobre ellas.


                                      Pepe. Uno de los fundadores de Giner y Colomer.




                                       Merce.



                                              Paco.
                                         


                                                  Zule.

                                                    Amparo.


                                       José. (Vizca)


                                       Manolo.


                                                    Paco.



                                                 Toni.


                                       Y este soy yo.
                                                 






No hay comentarios:

See you again.

Desde la ciudad de Cork Irlanda, Beatriz nos manda este relato con algún toque de humor sobre la reencarnación. Sin ánimo de ofender a n...